Durante muchos años la Organización Mundial de la Salud definía a la salud como ausencia de enfermedad. Tiempo después, aproximadamente en la década de los cincuenta se revisó dicha definición y finalmente se reemplazó por otra: “La salud es un estado de completo bienestar físico mental y social”. Por lo tanto, tenemos que tomar en cuenta la parte biológica, la parte mentaly la parte social. Son tres áreas fundamentales para que un ser humano pueda disfrutar de salud en plenitud.

Existen una serie de hábitos que nos pueden ayudar a gozar de una salud biológica al 100%, hábitos que una vez iniciados cambian nuestra predisposición, sin embargo, infinidad de profesionales, sostienen que los antecedentes genéticos generan un efecto muy importante en la salud tanto física como mental. Un efecto inmodificable.

Hoy en día sabemos, gracias a la Epigenética que podemos cambiar esa predisposición que tenemos; así que basta ya de esos antiguos pensamientos! Es que mi padre tenía tal cosa y yo, es que en la familia todos sufrimos de…

Siempre y cuando hagamos una transformación profunda, no necesitamos repetir la misma salud física o mental de nuestros ancestros.

¿Podemos cambiar la genética?

 

Para tener salud física y una buena salud mental lo más recomendable es realizar cambios internos que te permitan gozar de una sensación de bienestar, hacer cambios internos a nivel de paradigmas, a nivel de sentimientos y emociones para que los comportamientos sean distintos. Necesitas tomar acciones distintas para que tu realidad sea diferente y esto se va a ver por consecuencia en el ambiente que te rodea.

 Recuerda que tu ambiente social es una representación externa de lo que está ocurriendo internamente tanto de lo consciente como de lo inconsciente, por lo tanto, no pretendas cambiar externamente a nivel social, cambiar el medio que te rodea; porque esto es simplemente es un reflejo de ese chip que llevas internamente. Ocúpate de ti, ocúpate de tu chip interno, tu salud física y tu salud mental cambiarán drásticamente y podrás gozar de una salud social completamente llena de bienestar.

 ¿Cómo actuar de ahora en adelante?

 

Por supuesto que es recomendable tener hábitos sanos. Realiza una revisión de ellos y cambia lo que tengas que cambiar, pero sobre todo haz una revisión de tus pensamientos sentimientos, emociones y lleva a cabo las acciones que necesites para modificarlo. Más abajo te incluyo una serie de tips para que tomes en cuenta:

1. Cuida tu alimentación.

2. Duerme al menos 7 horas.

3. Realiza algún tipo de actividad que te ayude a mantenerte en tiempo presente por ejemplo la meditación o el mindfulness.

4. Realiza autoafirmaciones.

5. Mírate al espejo y sonríe.

6. Cambia tus diálogos.

7. Desayuna sano y evita la bollería industrial.

8. Cocina al vapor / cocina a la plancha.

9. Evita todos esos alimentos procesados y ultra procesados.

10. Realiza ejercicio.

11. Come despacio y disfruta de cada bocado.

12. Utiliza las escaleras.

13. Reduce el café.

14. Disfruta de las bebidas alcohólicas de una forma moderada.

15. Bebe agua suficiente.

16. Da un paseo y admira la belleza!.

17. Dedícate un espacio para realizar lo que te gusta.

18. Mantén activa tu mente.

19. Dedica por lo menos 15 minutos diarios en TU CRECIMIENTO PERSONAL

 

Repite esta afirmación: “Honro mi salud con mis pensamientos, sentimientos y acciones”.

Un abrazo grande y nos leemos en el próximo artículo del blo

Suscríbete a mi lista para recibir más información

 

Un gran abrazo, nos leemos prontito ❤!

 

      Melisa Masi

Terapeuta experta en Comunicación, Trainer PNL, Acompañante en Bioneuroemoción y Neurocoach. Entreno a personas y empresas que no saben cómo transformarse y obtener objetivos para el logro de su máximo potencial.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *