Lo que comúnmente hacemos ante un problema es preocuparnos, asustarnos, sentir miedo, estresarnos, pensar en ello una y otra vez y esto genera una única consecuencia: “baja nuestra frecuencia vibratoria”. Entonces, nos sentimos cada vez peor, más ansiosos, nos bloqueamos o nos paralizamos y finalmente nos enfermamos.

 

¿ Qué descubrió el Dr. David Hawkins?

 

 

Seguramente has escuchado la expresión “elevar la frecuencia vibratoria” o “subir la vibra”. Es un término que se utiliza mucho en el mundo de la espiritualidad y el crecimiento personal.  Para aquellos que lo desconocen, puede parecer que la frecuencia de vibración de las ondas no tiene mucho que ver con nosotros, pero en realidad sí. Porque resulta que nosotros “somos ondas”. De hecho, todo el universo “son ondas”.

 Este es uno de los grandes y fascinantes descubrimientos de la ciencia del último siglo. El universo donde vivimos está formado por partículas diminutas llamadas quarksy electrones y estas partículas se comportan como ondas.

 Como todas las ondas, tenemos una frecuencia de vibración.  El Dr. David Hawkins en su tesis sobre la conciencia humana demostró que cada emoción tiene una vibración, al igual que la materia la tiene. Algunas de alta y otras de baja frecuencia.

 

¿Esto de qué me sirve para afrontar mis problemas?

 

Pues muy sencillo. Hasta ahora lo has estado haciendo al revés. Si nos basamos en los estudios de Hawkins, nos daremos cuenta de que según él:

  • En la naturaleza, cuanto mayor es la frecuencia vibratoria, mayor es su diversidad y riqueza.
  • A mayor frecuencia vibratoria, nos hacemos más sensibles a nuestro entorno y lo percibimos con más detalle.

Por lo tanto, te conviene mantenerte en modo “alta frecuencia”. Por ello,  tienes que actuar distinto ante las adversidades; para poder mantener tu frecuencia vibratoria elevada. Lo que hacías normalmente disminuía tu frecuencia y empeoraba los procesos.

 

¿Cómo actuar de ahora en adelante?

 

Inicia con tres pasos

1. Deja de llamar problemas a estas situaciones adversas y empieza a llamarles desafíos, aprendizajes o de alguna otra forma que te ayude a tener una percepción distinta.

2. Piensa en las posibles soluciones en vez de en la situación como tal, para que tu mente entre en modo resolutivo en vez de estar en modo estrés.

3. Aplica ? clic aqui  estrategias de Liberación emocional 

Esto hará que eleves tu frecuencia vibratoria, por lo tanto, serás capaz de percibir mejor la realidad y podrás:

 

Aclarar tu mente.
Motivarte.
Vivir en bienestar.
Mejorar tu vida diaria.
Gozar de salud.
Cambiar tu percepción.
Alinearte con nuevas creencias y valores.
Desarrollar comportamientos, habilidades.
Lograr tus objetivos
Y como consecuencia crear una nueva realidad

 

¿Sabes cómo elevar tu frecuencia vibratoria? Te lo explicaré en mi siguiente artículo.

Suscríbete a mi lista para recibir más información

Un gran abrazo, nos leemos prontito ❤!

 

      Melisa Masi

Terapeuta experta en Comunicación, Trainer PNL, Acompañante en Bioneuroemoción y Neurocoach. Entreno a personas y empresas que no saben cómo transformarse y obtener objetivos para el logro de su máximo potencial.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *